Carabineros comienzan a llorar al ser rodeados por el pueblo.

En periodo de las manifestaciones, un grupo de policías es rodeado por parte del pueblo protestante y éste les hace entender que su lucha no es contra ellos.

Creemos fuertemente que este es el camino a la conciliación y equilibrio, mostrándonos conscientes tras nuestros actos y siendo objetivos con la batalla que se lleva a cabo. El cambio y revolución debe ser primeramente de consciencia, evitando caer en los mismos errores y reparando juntos todo el daño generado.

Esta es una de las tantas aristas que pueden verse en esta lucha, donde el pueblo consciente genera un cambio y una demostración de humanidad para con el otro, reflejando y repercutiendo en todo el mundo este pacto de no violencia.