Una prueba más de como los medios de comunicación tienden a dirigir la atención a su conveniencia.